Nos adaptamos a la pandemia

El Servicio de Terapia Ocupacional ha incorporado a más personas a mediados de septiembre

Llevamos a cabo acciones preventivas para encarar posibles situaciones de contagio

 

Los servicios de la Fundación ASPRONIS vuelven gradualmente a la actividad desde que a mediados de junio la atención diurna (STO y SOI) y la atención precoz (CDIAP) retomaron la actividad con muchas medidas de prevención para la Covid-19, atención intermitente o adaptada a las circunstancias de cada persona atendida, y de manera acordada con las familias.

En el caso del CDIAP la atención directa a estas alturas es de un 80% y el resto se realiza de forma telemática, ya sea por teléfono o videoconferencia.

Las novedades más destacadas de este mes de septiembre respecto a junio son el servicio de comedor en el Servicio de Terapia Ocupacional de Blanes y el aumento de personas a las que se atiende, unas 60, en grupos estables, días alternos y durante toda la jornada. En el Servicio Ocupacional de Inserción (SOI), en Malgrat, se ha adoptado la misma dinámica para atender al máximo de usuarios, en este caso 48 personas, pero no se puede ofrecer el servicio de comedor, ya que en el centro donde está ubicado confluye con otros servicios.

En los pisos tutelados se ofrece la atención diurna en los mismos pisos, donde también son atendidos los residentes trabajadores/as del Centro Especial de Empleo que continúan en ERTE.

Tanto en los pisos como en la residencia Pinya de Rosa de Palafolls, las visitas de familiares están sujetas a la situación de los servicios; de momento se han podido realizar sin ninguna incidencia en los espacios habilitados para tal fin.

El personal de la Fundación, especialmente el de atención directa, sigue recibiendo formación en prevención y seguridad por parte de la empresa de Riesgos Laborales de la Fundación, GESEME, para dar la atención más adecuada y evitar posibles contagios.

 

La vuelta al trabajo

El Centro Especial de Empleo (CEE) ha podido reincorporar al trabajo a las personas de menor riesgo para su salud que estaban en ERTE. Las personas que siguen de ERTE son aquellas cuya salud hay que preservar especialmente y que por razones de seguridad no se considera adecuado su regreso al trabajo. Desde junio han ido incorporando pequeños grupos de trabajadores/as y en cada nuevo paso se ha consolidado la anterior, sucesivamente.

El equipo de la Unidad de Atención a la Actividad Profesional (USAP) realiza seguimiento semanal del bienestar del grupo de personas que continúa en ERTE. Aparte de eso, desde la Fundación se está trabajando para ofrecer a estas personas un servicio de ocupación terapéutica o de formación mientras dure esta situación.

En cuanto a las personas atendidas en el Servicio de Inserción Laboral (SIL) también se les ofrece apoyo y seguimiento. El equipo de SIL está preparando una formación para el mes de noviembre y está cuidando todos los detalles para que se lleve a cabo de la forma más segura posible.

 

Ocio y deporte

Este año la temporada deportiva queda de momento suspendida para el Club Deportivo El Vilar. Los contactos que se establecen con la práctica deportiva además de conformar grupos no estables de personas conlleva que no se considere seguro, de momento, comenzar los entrenamientos.

En cuanto al ocio, Andana sigue trabajando para ofrecer actividades a demanda y en grupos estables que garanticen la seguridad de las personas participantes. Sin embargo, la atención a las demandas de los usuarios se ha tenido que ver reducida para cumplir con todas las medidas preventivas.